“Siempre estamos tratando de hacer actividades para poder recaudar fondos y poder ir cos­teando los gastos que se tienen a diario dentro y fuera del hospi­tal”, apuntó Sandra López.

La asociación de los Pequeños Grandes Guerreros viene tra­bajando día tras día desde hace más de 10 años para ayudar a los niños enfermos de cáncer internados en el hospital del IPS.

Esta historia se inició desde un gran dolor, pero hoy se con­virtió en esperanza a través de la solidaridad y el amor. San­dra López llegó al IPS con su hija enferma de cáncer en el 2008, con la esperanza de sanidad, pero en el 2013 la pequeña per­dió la batalla, en medio del dolor y la frustración la mujer en com­pañía de otros padres fundaron Pequeños Grandes Guerre­ros, donde actualmente están 13 padres y madres de niños enfermos de cáncer.

Ellos no tienen ayuda del Estado, todo lo hacen a pulmón y con ayuda de los “tíos” y “tías” que siem­pre están para dar una mano. El pabellón de los niños con cáncer en el IPS tiene 24 camas, algu­nos pacientes vienen solo para recibir su tratamiento y luego regresan a sus casas, a otros se les complica la enfermedad, se quedan internados por días.

Los padres vienen y van, eso genera un gasto, y es ahí donde la asociación trata de dar una mano, a veces con efectivo y otras con víveres, apuntó San­dra. Cualquier persona o ins­titución que quiera ayudar tiene que contactar con San­dra López al celular (0981) 740-878. También se puede seguir la página de Facebook Aso De Padres Pgg y en Ins­tagram aso_de_padres_pgg.

Dejanos tu comentario