Docentes agremiados a la Unión Nacional de Educadores (UNE) volvieron a cuestionar ayer la intención de volver a clases presenciales del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) ante la falta de condiciones, especialmente en las escue­las con más precariedades. Los educadores abandonaron también el Aty Guasu.

“Noso­tros ya nos hemos retirado el año pasado. En el Aty Guasu no hubo debates, solo se presentan todas las obras del ministro, hechas unilateralmente, y solo se oficializaban. Nosotros que­remos un debate para analizar la situación real de la educación pública”, dijo Roberto Villar, vocero de la UNE, en comuni­cación con la 1080 AM.

Sostuvo que la UNE fue el primero en salir del Aty Guasu porque no hubo una presentación de las estrategias para el retorno seguro a clases en el marco de la pandemia del covid-19. Otros gremios continuaron en la mesa de negociaciones, pero el jueves abandonaron todos. Villar indicó que el ministro de Educación, Eduardo Petta, no quiere escuchar propues­tas en las reuniones virtua­les y cortaba el micrófono a los participantes en los encuen­tros. Ante esta situación deci­dieron hacer de forma pre­sencial, pero tampoco hubo caso.

“Tenemos instituciones donde a partir del mediodía ya no tienen agua, otras ni siquiera tienen. Pedimos que las clases presenciales sean en instituciones que están en buenas condicio­nes, las escuelas más preca­rias que sigan de forma vir­tual. El ministro del MEC es muy caprichoso”, agregó el dirigente gremial.

Todos los gremios docen­tes del país se retiraron del Consenso Educativo Nacio­nal denominado Aty Guasu del Ministerio de Educa­ción y Ciencias (MEC) en el marco del plan de retorno a clases presenciales. Los educadores insisten en que no existen condiciones para el retorno y lamentan las arbitrariedades de Petta.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar