Nuevamente, ayer por la mañana, un yacaré de la laguna de Itá hizo de las suyas al salir de su hábitat para dar un paseo por la ciu­dad. Ya que días pasados seis de ellos habían protagoni­zado el mismo hecho, pero en aquella oportunidad lle­garon más lejos, incluso hasta locales comerciales en la zona céntrica de la ciudad. Afor­tunadamente, dicho acon­tecimiento se dio en horas de la noche, por lo que nadie se vio afectado. En conver­sación con La Nación, Belén Noguera, de los Bomberos Voluntarios de Itá, relató que a las 9:00 de este domingo recibieron el llamado de alerta, por lo que cinco bom­beros que estaban de guardia procedieron a salir del cuar­tel para buscar al animal y devolverlo a la laguna.

También comentó que los que generalmente suelen salir son los reptiles más peque­ños, pero en esta ocasión se trataba de un ejemplar que medía 1,50 metros aproxima­damente, por lo que se com­plicó un poco debido a que es agresivo.

Para que estos animales vuelvan a su ambiente, los voluntarios le tapan la cara y le alzan y llevan de vuelta, si es que son pequeños, pero cuando ya son grandes, no hay otra que guiarlos con algún objeto largo de manera de mantener la distancia.

“El acontecimiento se da debido al desborde de la laguna por las constantes lluvias que se han registrado en los últimos días, y además de que salen a buscar comida, ya que con lo que llega hasta el lugar no da abasto. En un principio, eran dos o tres nomás, pero ahora son alre­dedor de 40 ejemplares”, explicó la voluntaria. Por otro lado, cabe destacar que tras lo sucedido la semana pasada el medio internacional AFP había publicado una nota al respecto titulada “Caimanes invaden un centro comercial de Paraguay al desbordarse el lago donde viven”.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar