Cuando se presentan notificaciones de casos en la comunidad, es primordial conocer las instituciones o colectividades que pueden realizar una acción específica para el control de la enfermedad. En ese contexto, la supervisión debe realizarse por la región sanitaria correspondiente y el establecimiento de salud, centro asistencial de su área de cobertura, específicamente en la notificación de casos.

Para mayor eficacia es importante que el médico, personal del laboratorio o el epidemiólogo regional registre la ubicación exacta del domicilio del paciente. Así también, la región sanitaria tiene incidencia en el vecindario a ser intervenido, a través de su Unidad de Epidemiología y los Equipos de Respuesta Rápida para la búsqueda e identificación de casos febriles en la zona. En cuanto al Senepa, la supervisión a realizar abarca al vecindario en cuestión, en donde debe fiscalizar las acciones ejecutadas por el propietario del inmueble o el funcionario del municipio local, consistentes en la búsqueda, identificación y eliminación de criaderos de mosquitos.

Una vez constatada la ejecución de esas actividades por parte de la comunidad, el funcionario de Senepa procede a la aplicación de inhibidores de crecimiento de larvas y pupas en recipientes que no se pueden eliminar, como canaletas y registros. Seguidamente, se culmina el bloqueo sanitario con la nebulización con motomochilas y máquinas montadas en camionetas, de acuerdo con los ciclos respectivos para cada equipamiento. La mejor manera de hacer frente a la enfermedad es con la eliminación de los criaderos en los hogares, ambientes laborales y de recreación. Ante la presencia de fiebre realizar la consulta oportuna así como consultar por los signos de alarma como son la fiebre persistente, hemorragias, dolor abdominal y confusión.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar