Por Juan Carlos dos Santos, juancarlos.dossantos@gruponación.com.py

Durante una conferencia de prensa en modo virtual organizada por el Instituto Internacional para el Liderazgo (Histadrut), con sede en Israel, y la oenegé Fuente Latina, con sede en Miami y Jerusalén, Joseph M. Humire, el experto norteamericano en seguridad global, especializado en amenazas transregionales en el Hemisferio Occidental, dedicó casi una hora y media a explicar y contestar preguntas relacionadas con la penetración de Irán en las sociedades latinoamericanas.

Varios medios de Iberoamérica, entre ellos La Nación, estuvieron presentes en la conferencia que trató desde la silenciosa invasión iraní a Venezuela, gracias al apoyo brindado por la Revolución Bolivariana del socialismo del siglo XXI hasta la posibilidad de que el grupo extremista libanés proiraní, Hezbolá, pudiera en algún momento vincularse a grupos criminales del Brasil y del Paraguay a través de sus operaciones en la Triple Frontera.

SIGUE A IRÁN DESDE EL 2009

Humire, bastante cercano al fallecido fiscal argentino Alberto Nisman, comenzó a estudiar la penetración iraní en el continente a partir de una conversación que tuvo con un ex militar venezolano en el 2009.

Explicó que los Estados Unidos tenían conocimiento de los tentáculos que Irán iba expandiendo sobre el continente, pero la falta de un consenso político y el enfoque en la firma del acuerdo nuclear con Irán impedían llevar a cabo acciones concretas para frenar ese avance. Los acuerdos para la provisión de armamentos y cooperación militar, firmados entre el régimen islámico iraní y Nicolás Maduro, solo confirman el estrecho vínculo entre ambos gobiernos.

-LN: ¿Cuál es el interés que tiene Irán en América Latina?

-Irán no busca ser simplemente una revolución nacional porque están desde 1979 en el poder y desde ese entonces no lo han soltado. Tampoco se ven como una potencia regional, donde han podido avanzar en Líbano, Siria, Irak, Yemen y en otras partes del mundo árabe. Ellos más que nada buscan tener un movimiento global.

Pero aunque se consideran una potencia mundial, saben que tienen una desventaja geográfica con Estados Unidos y ellos saben bien que eso es un problema para el aumento de su influencia global. Para la Revolución Islámica, Estados Unidos ha sido su principal enemigo desde el comienzo.

AUMENTO DE PRESENCIA EN EL HEMISFERIO

Durante los 40 años que han transcurrido desde la toma del poder, Irán ha estado tratando de disminuir esa desventaja, aumentando su presencia en el Hemisferio Occidental así como Estados Unidos lo tiene en el Oriente Medio. Con esa estrategia Irán busca la manera de lastimar, amenazar y chantajear a su enemigo.

Al no poder igualar la infraestructura militar norteamericana, Irán dedicó esas cuatro décadas a realizar un trabajo asimétrico, enviando agentes de inteligencia y colaborando con grupos en la región, no solo con sus afiliados del Medio Oriente, como Hezbolá.

-LN: ¿A qué países le prestan un mayor interés los iraníes y de qué manera operan?

-Irán realiza una penetración estratégica en toda América Latina con acciones y métodos encubiertos. A tal punto que en la década de los años 80 y 90, incluso hasta el momento del cambio de siglo, ellos eran invisibles para la mayoría. Por ejemplo, en Argentina hasta 1992 no había muchos en ese país que sabían de la existencia de Irán, pero con el ataque a la AMIA eso cambió.

Eso mismo sucede o sucederá en toda América Latina y hoy no existe un país que esté libre de la presencia de las redes de Irán. Cuando los iraníes llegan al continente, no tienen la misma retórica con la que se manejan en el Medio Oriente e incluso en África.

OBJETIVOS DE COMUNIDADES MUSULMANAS

Llegan a conectase por la parte cultural a través de las comunidades musulmanas, que aunque no es grande, comienzan a hablar de un movimiento social que está formado para proteger los recursos naturales de esos países ante las potencias occidentales. Ese método les ha brindado la posibilidad de poder construir en el continente una gran cantidad de alianzas y oportunidades con grupos sociales.

Los dos países de América Latina donde Irán ha evolucionado hasta no solo tener alianzas con grupos sociales, sino que ha avanzado en forma diplomática, económica y militar, son Venezuela y Bolivia. “Ambos son sus socios estratégicos y estos países les han abierto sus puertas, desde el gobierno hasta sus propias sociedades”, manifestó.

SUPERMERCADOS IRANÍES EN VENEZUELA

En Venezuela ya existen supermercados iraníes y estos fenómenos en Bolivia recién los vamos ver en poco tiempo. Además de esos dos países, en los demás también tiene presencia, pero a través del Hezbolá, que utiliza a las comunidades libanesas para este fin.

Las comunidades libanesas son muy productivas, hacen buenos negocios y generan oportunidades de comercios, pero son víctimas del Hezbolá así como Líbano lo es de Irán en el Medio Oriente. El Hezbolá busca infiltrarse en esas comunidades para mantener su presencia y adquirir más poder político. De ahí que Irán y Hezbolá trabajan muy de cerca para su infiltración en América Latina.

-LN: ¿Se puede hablar de vínculos entre las FARC, el PCC o el Comando Vermelho con Irán?

-Las FARC han tenido vínculos con Hezbolá y con Irán en Colombia, incluso hasta se sospecha que Hezbolá está vinculado con el ELN, que tiene a más de la mitad de su gente en Venezuela. El método de convergencia que utilizan los iraníes hace que grupos criminales, terroristas o insurgentes, vayan creando alianzas con ellos a través del tiempo, bajo conexiones logísticas, no necesariamente ideológicas o persiguiendo causas islámicas.

Irán va proveyendo de logística a todos los grupos que potencialmente pueden servirle de aliados en la región. Cuando hablo de logística, también me refiero a profesionales como abogados, contadores, transportistas, financistas o cualquier otra profesión que pueda dar servicios a las actividades ilícitas del grupo criminal o terrorista, que terminará convirtiéndose en su aliado.

EL PCC, EN PEDRO JUAN

Sobre el PCC o el Comando Vermelho en Brasil, Humire afirmó no tener conocimiento de la existencia de conexiones con Irán, pero sabe que hay investigadores que están observando la situación en la zona de Pedro Juan Caballero, donde el grupo brasileño PCC tiene mucha fuerza. “Las redes de Irán no tienen un propósito alineado, pero sí están colaborando entre ellas siempre en el mundo ilícito”, indicó.

Con relación al grupo criminal autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), Humire expresó: “No tengo conocimiento de una conexión directa con el EPP, pero sabemos que Irán está en Paraguay a través del Hezbolá y que estos tienen una fuerte presencia real en la Triple Frontera, entonces podemos decir que Irán no está muy lejos”.

Irán y Venezuela han firmado sendos acuerdos de cooperación económica y militar.
El ex presidente boliviano Evo Morales fue un estrecho aliado del régimen islámico.


Dejanos tu comentario

6H

¿Está de acuerdo con que los gastos sociales de las binacionales sean destinados a Salud?

Click para votar