Pedro Juan Caballero. Émerson Dutra, corresponsal.

Datos revelan que Fredy Echagüe Bordón (23) transitaba a bordo de su camioneta Toyota, tipo Prado, color gris oscuro, blindada, cuando fue cercado por hombres armados que se encontraban en tres camionetas. El caso estaría relacionado con Zafra Cambios, que fue intervenido por la Senad en setiembre pasado. Fredy sería sobrino de uno de los principales accionistas de Zafra Cambios.

Los desconocidos, sin mediar palabras, dispararon contra su potencial víctima que nada pudo hacer para evitar el crimen.

Informes de la Policía revelan que los marginales utilizaron potentes fusiles de guerra para cometer la ejecución. A pesar de tratarse de un vehículo blindado, Freddy recibió varios impactos de bala en el cuerpo.

El violento accionar de los marginales fue grabado por vecinos del lugar que presenciaron el atentado.

Tras cometer el hecho, los sicarios abandonaron el sitio raudamente con rumbo desconocido.

Niña baleada

Durante el sangriento atentado, una mujer y una niña de tan solo 6 años de edad resultaron heridas.

Ambas fueron trasladadas de urgencia hasta el hospital regional donde la mujer, tras recibir la atención médica correspondiente, fue dada de alta. Y la menor fue trasladada hasta un nosocomio de la vecina ciudad brasileña de Ponta Porá desde donde fue llevada a la ciudad de Dourados.

Según se informó, su estado es grave. “La menor recibió un tiro de refilón que le destrozó la nariz”, sostuvieron las fuentes.

Los primeros informes revelan que unos 12 sicarios participaron del violento atentado que, una vez más, dejó víctimas que lamentar.

Por la manera en que se perpetró el atentado, se presume que una poderosa facción criminal brasileña que opera en la terraza del país estaría detrás del sangriento hecho.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar