Denunciar y educar para que las niñas paraguayas vivan libres de violencia son dos palabras claves que la cam­paña Ñañangareko destaca este 11 de octubre, en el Día Internacional de la Niña. La iniciativa Ñañangareko (pro­tegemos, en castellano ) es impulsada por el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS), el Minis­terio de la Niñez y la Adoles­cencia (Minna), el Ministe­rio de Educación y Ciencias (MEC), el Ministerio de Tra­bajo, Empleo y Seguridad Social (Mtess) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa), con la coo­peración del gobierno de la India; considera que es prio­ritario involucrar y fortale­cer a las familias en su rol de garantes de los derechos de las niñas y adolescentes, y a las comunidades en la pre­vención del abuso sexual y del embarazo adolescente. De enero a setiembre del 2020, el Ministerio Público ha registrado 1.882 denun­cias de abuso sexual hacia niñas, niños y adolescentes.

Bajo el lema #TodosSomos­Responsables, se insta a la ciu­dadanía a asumir su responsa­bilidad y denunciar cualquier caso de abuso en las líneas 147 o 911.

Uno de los servicios más acti­vos para canalizar denuncias de este tipo es esta línea gra­tuita, que en lo que va del año, ha atendido 432 llamadas por casos de abuso sexual.

Según datos del Ministerio Público, la vecina ocupa en el Paraguay un rol relevante como detectora del abuso intrafamiliar y sexual hacia niñas, niños y adolescentes. Central, Alto Paraná, Ita­púa, Caaguazú y Asunción son los lugares del país con mayor registro de denuncias de abuso sexual de enero a julio de este año. El 80% de estos abusos se produce en el entorno familiar.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar