Las personas con alergia, asma y problemas pulmonares son las más vulnerables ante la contaminación del aire por los incendios y quemazones. Ante signos de alarma se debe recurrir a un profesional médico.

El aire contaminado por el humo de los sucesivos incendios y producto de la quema de basurales incrementa el riesgo de sufrir afecciones respiratorias sobre todo en alérgicos y pacientes con problemas pulmonares, asmáticos y fumadores.

Respirar el aire actual afecta las vías respiratorias a nivel superior ya que altera el mecanismo de defensa produciendo sequedad de mucosas, explicó Sergio Aquino, docente de la Cátedra de Neumología del Hospital de Clínicas, “Esa sequedad de nariz y garganta lleva a que la persona tenga recurrencia de tos seca como protección para expeler y evitar respirar el aire contaminado”, señaló el profesional.

El especialista agregó que los cuidados ante la contaminación del aire por humo deben extremarse, en lo posible, no salir de la casa para no respirar el aire del ambiente abierto. Recomendó además utilizar barbijos con filtros, con tela TNT o mascarillas quirúrgicas; incluso se puede humedecer el tapabocas para aumentar el beneficio de evitar el respirar el aire contaminado de partículas de combustión. “Es importante seguir con la cuarentena mientras dure la contaminación del aire por los incendios, sobre todo con esto también ayudamos a no propagar el coronavirus o infectarnos”, advirtió.

Dejanos tu comentario

9H

Desde mañana el uso del billetaje electrónico en los buses será obligatorio ¿es una ventaja para la ciudadanía?

Click para votar