La Cátedra y Servicio de Pediatría del Hospital de Clínicas fue sorprendida con una importante donación por parte de personas anónimas, a los que ellos denominaron ser los “padrinos mágicos” de Pediatría. El donativo incluyó batas descartables, mascarillas quirúrgicas y tapabocas N95; además, insumos fundamentales para la bioseguridad, como papel para secar las manos, productos desinfectantes y amonio que serán de gran utilidad en este momento tan crítico que atraviesa el país a causa de la pandemia por el covid-19, declarada por la OMS.

La doctora Laura Duarte, jefa de Sala de la Cátedra y Servicio de Pediatría, manifestó de manera muy alentadora: “Estamos inmensamente agradecidos con estas personas, a las que consideramos ser los padrinos mágicos de pediatría; porque esto viene cargado de voluntad, esfuerzo e interés, y es más maravilloso recibir en estos tiempos difíciles de pandemia, porque este tipo de apoyo y fortaleza ayuda al personal de blanco a seguir en pie en esta batalla”.

Además, mencionó que en el área se utilizan aproximadamente 80 cajas de guantes al mes; 1.500 mascarillas quirúrgicas; 300 tapabocas especiales N95, solo por mencionar los insumos imprescindibles para la labor diaria con los pacientes pediátricos. “Este valiosísimo aporte reforzará a los equipos de protección que dispone el nosocomio para el personal de blanco en función del Servicio de Pediatría, teniendo en cuenta el limitado presupuesto para cubrir todas nuestras necesidades ante un acontecimiento no esperado; por ello, nuestro gran agradecimiento a los donantes por este gran gesto”, enfatizó la profesional.

De la recepción participaron el Prof. Dr. Jimmy Hassel Jiménez, jefe de la Cátedra y Servicio de Pediatría del Hospital Escuela de la FCM-UNA, el Prof. Dr. Ricardo Meza, jefe de Pediatría Ambulatoria, la Dra. Laura Duarte, jefa de Sala, y personal de blanco.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar