Luego de que hace unos días confirmaran que dos bebés prematuros internados en el Hospital San Pablo dieron positivo al test de covid-19, ayer informaron que uno de ellos falleció por complicaciones de la enfermedad.

“Uno de ellos falleció el jueves, no respondió al tratamiento”, dijo en contacto con C9N el director Vicente Acuña. Resaltó que el pequeño padecía de una enfermedad de base por ser prematuro. “Tenía una cardiopatía”.

Afirmó que no respondió bien al tratamiento, pese a que mostraba una leve mejoría. “Por la cardiopatía no respondió al tratamiento desde un principio. Hubo una leve mejoría, pero en el transcurso del día presentó una descompensación”, manifestó. Agregó que el bebé tenía dos meses internado y llegó a pesar 1,1 kilos.

Las complicaciones pulmonares causaron un esfuerzo extremo al corazón ya debilitado del bebé, lo que provocó su fallecimiento. “En un bebé así, donde existe un corazón debilitado con una serie de trastorno cardiaco, una inflamación de los pulmones lleva al corazón a un esfuerzo extremo y lógicamente esa es la causa final del fallecimiento”, sostuvo.

El otro bebé, que también dio positivo, está evolucionando favorablemente, pero aún se encuentra con respirador. “El que tiene 1,3 kilos tuvo una buena respuesta desde el principio y está mejor. Está intubado, pero ya con parámetros ventilatorios menores. Pero todavía su pronóstico es reservado hasta retirar el respirador”, ratificó.

Resaltó que lograron practicar el hisopado a todos los bebés prematuros que se encuentran internados y solo dos dieron positivos a las pruebas. “Hay 38 camas de terapias ocupadas, de estos 26 pudieron tener contacto con estos bebés. A todos se les realizó la prueba y dieron negativo”, aseguró.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar