Uno de los sectores más vulnerables ante el covid-19 es la considerada población de riesgo y en la que se encuentran los adultos mayores y las personas con enfermedad de base, quienes podrían ser víctimas fatales de esta enfermedad. Es por eso que los hogares de ancianos no reciben visitas desde el brote del virus pandémico en el país.

“Desde el comienzo de la pandemia en el Paraguay empezamos con las restricciones. No se tiene contacto con gente de afuera, incluyendo a los familiares de los abuelos. Solo pueden ingresar los funcionarios”, afirmó el padre Cecilio Silguero, encargado del Hogar La Piedad en entrevista con canal GEN TV.

Resaltó que en algunos casos se realiza una visita programada, pero en un lugar totalmente preparado para eso, no se puede ingresar al predio. “Para los que desean ver a sus familiares lo pueden hacer desde lejos, no pueden tener un contacto directo”, aclaró.

Sostuvo que los que desean ver a sus abuelitos o parientes deben agendar una cita para que se puedan implementar todas las medidas sanitarias y evitar el contacto físico. “Contamos con todas las atenciones que requieren los abuelitos, están bien atendidos con alimento, limpieza, chequeo de salud permanente y medicamentos. Tenemos a las enfermeras y un geriatra que los visita cada semana”, indicó. Al mismo tiempo agregó que lo difícil es cuando deben ser internados, ya que ningún hospital los quiere recibir.

Silguero afirmó que todo el personal cumple con las medidas sanitarias impuestas por el Ministerio de Salud, como el uso de tapabocas, gorros y con todo el equipo de bioseguridad. “Contamos con un lugar para el aislamiento, en el caso de que se requiera”, aseguró.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar