El Dr. Julio Mazzoleni, ministro de Salud Pública y Bienestar Social, indicó que la situación en el penal de Ciudad del Este, donde se detectó un contagio masivo de covid-19 en internos y guardiacárceles, está conte­nido y se establecerá el modelo de albergues, para sobrellevar los casos positivos.

En total, hasta ayer, son 120 las personas que dieron posi­tivo al test dentro de la peniten­ciaría (3 inicialmente, 102 en la siguiente toma de muestra y 15 ayer), razón por la cual un equipo del nivel central, confor­mado por el viceministro Juan Carlos Portillo, el Dr. Guillermo Sequera, a más de funcionarios de la Región Sanitaria de Alto Paraná, apoyaron en el desa­rrollo de los trabajos y la toma masiva de muestras de covid-19. Los resultados y reporte epide­miológico se entregarán el fin de semana, según informó el ministro de Salud.

“Los guardiacárceles están organizados por cuadrillas/turnos, fuera del penal y se mantienen en albergues. Estamos relevando internos en grupos de riesgo para tras­lado si es requerido y conta­mos con área de internación del Hospital del IPS ante cual­quier eventualidad”, refirió el titular de Salud.

La primera vez dieron posi­tivos dos guardiacárceles y 1 recluso, el miércoles dieron positivos al test de covid 102 personas, de las cuales 39 son reclusos y 63 funcionarios. Ayer fueron confirmados 15 nuevos casos positivos, de los cuales 11 son reclusos y 4 fun­cionarios.

La población penitenciaria asciende a 1.400, de los cua­les 1.200 son presidiarios y el resto funcionarios. “Ahora el trabajo es testear a la familia, al entorno inmediato y contar con los datos sobre lo que hicie­ron en los últimos días, dónde estuvieron y con quién, y de esta manera armar el árbol de contagios. Esta investigación nos va a mostrar la dimensión real del brote”, dijo el epide­miólogo.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar