Cuatro personas privadas de libertad y dos cocineros pro­ducen diariamente 80 litros de yogurt de soja y frutas, que se destinan a alimen­tar a más de 1.200 personas recluidas. La iniciativa busca aumentar la producción para donar a otras instituciones en el marco de las acciones soli­darias realizadas por la cua­rentena a fin de evitar la pro­pagación de coronavirus.

En un costado están apilona­das 10 bolsas de 50 kg de soja listas para procesarse, gracias a la donación de la Fundación Tío Tom. La vaca mecánica somete a las leguminosas al caldero, triturador y filtrador para convertirlas en leche y así adicionar los fermentos y condimentos posteriormente para obtener el cremoso ali­mento que será saborizado con pera, banana y manzana.

Tras cuatro horas de trabajo, el nutritivo yogurt rico en vitamina B, calcio y fósforo es entregado a las 1.263 inter­nos de la Penitenciaría Regio­nal de Ciudad del Este.

La elaboración es coordi­nada por el cheff del casino, el encargado de la intenden­cia y la jefatura de seguridad de la penitenciaría.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar