La representante de la Asociación Para­guaya de Enfermería (APE), María Concepción Chávez, señaló ayer que fal­tan insumos básicos de pro­tección para las enfermeras. Se trata de un sector en riesgo debido a la atención diaria en diversas áreas de pacientes que podrían estar infecta­dos con COVID-19. Además, denuncia que gran parte del personal no cobra sueldos desde enero, que van entre G. 700 mil y G. 900 mil, por­que Hacienda no transfiere a los consejos de Salud del país. Afirmó que solicitarán que la totalidad del personal de enfermería dependa del Ministerio de Salud.

La dirigente de las enferme­ras lamentó que no cuenten con insumos necesarios para brindar de manera segura su servicio al prójimo, ya que deben utilizar gorros, guan­tes, chalecos y tapabocas al igual que especialistas que trabajan contra el COVID-19. Explicó que ser enfermara significa tener contacto con el paciente, administrar medi­camentos y controlar signos vitales, entre otras tareas.

“Hoy estamos con la circula­ción comunitaria, entonces cualquiera que llegue en zona de urgencias, maternidad o clínica médica puede tener el virus. Las enfermeras piden tener entonces los materia­les de protección. Al menos lo básico”, manifestó Chávez.

Vale recordar que el direc­tor de Vigilancia de la Salud, Guillermo Sequera, mani­festó que uno de cada 3 infec­tados de coronavirus corres­ponde a personal de salud, ya que se encuentran en la primera línea de exposición ante la propagación del coro­navirus.

COLECTA

Por su parte, la Fundación Payasonrisa organiza una colecta de insumos para con­feccionar tapabocas, entre ellos: Tela TNT 80 o 120 de color blanco o celeste, goma elástica, hilo de coser. Tam­bién se requieren los siguien­tes insumos: Anteojos acrí­licos, mascarillas Nº 95, guantes de látex, alcohol en gel, alcohol etílico al 96%, jabones, toallas de papel y atomizadores.

IPS RECIBIÓ AYUDA

La Asociación Médica del IPS (AMIPS) recibió 1.500 batas quirúrgicas y mamelucos de protección individual para el personal de blanco del IPS y hospitales públicos.

El objetivo es aumentar la protección de los trabajado­res de la salud ante el corona­virus e instar a más empresas privadas a sumarse a la cam­paña “Protejamos a nuestro personal sanitario”.