“La gente no compra la imagen de la virgen de la misma forma que compran otras cosas, las personas compran con mucha devoción, con respeto y sobre todo cariño. La adquieren porque es su forma humana de recordarla y nosotros, los que hacemos las imágenes, sabemos que la imagen no es ella, pero es la representación de ella, por eso la hacemos con mucho más amor. Yo mientras hago su imagen, le rezo y le digo “no se donde vas a ir a parar pero lleva el milagro a donde vayas”, cuenta Josefina Belotto, de Caacupé, quien se encarga de vestir a las imágenes de la Virgencita Azul para su posterior comercialización.

En otro momento, Cristhian Belotto, hijo de Josefina, manifestó que se dedican al arte sacro desde hace 20 años, indicó que para estas fiestas, toda su familia estará preparando en total 1.000 imágenes de todos los tamaños, 500 de cerámica y 500 de yeso.

“Nosotros realizamos un trabajo muy importante que nos llena de orgullo y de satisfacción, creamos la imagen de la Santa Madre que luego será venerada por todos los católicos del país”, sostuvo.

Explicó que las imágenes pequeñas son fabricadas en su casa de Caacupé, pero las imágenes grandes de la virgencita, se traen de Areguá porque estas, para su fabricación, utilizan hornos grandes.

“Una vez que llegan las imágenes a Caacupé, nosotros nos encargamos de pintar y con mayor cuidado, además de vestirles y adornarles, primeramente, cada imagen es pintada con blanco al aceite y luego con los colores correspondientes para cada parte del cuerpo, la carita es pintada de manera diferente con pintura para artesanía, luego se coloca una tela blanca que va debajo del manto azul marino que es adornado y por último se coloca el cabello marrón ondulado que es muy similar al cabello de la Virgen”, indicó.

PRECIOS

El precio de las representaciones varían de G. 5 mil a G. 350 mil, las más vendidas en estas fechas son las de la Virgencita Azul de Caacupé, seguido por el crucifijo de tamaño mediano de yeso, además, se tiene en stock las imágenes de todos los santos y pesebres de diferentes estilos y tamaños que estarán ubicados para su venta en la ciudad espiritual.

Doña Josefina Belotto es una de las encargadas de vestir a las imágenes de la Virgencita Azul.
Doña Josefina Belotto es una de las encargadas de vestir a las imágenes de la Virgencita Azul.