La jueza María Luisa Bajac decretó una medida cautelar para prohibir que los “cuidacoches” se instalen y cobren por estacionar en las inmediaciones de la Nueva Olla donde se jugará la final de la Sudamericana. La jueza de Primera Instancia de la Niñez emitió una medida cautelar con relación al amparo promovido por el defensor del Pueblo, Miguel Godoy, contra la Asociación de Cuidadores de Vehículos de Asunción y Área Metropolitana.

En ese sentido dispuso la prohibición a los cuidacoches de instalarse en las inmediaciones del Estadio de Barrio Obrero, este sábado. Su decisión ya fue comunicada a la Comandancia de la Policía Nacional para que haga cumplir la orden judicial.

Los trabajadores informales aseguraron días atrás que iban a trabajar con la Policía para ordenar los automóviles de los fanáticos y que no iban a exigir monto fijo, sino que el pago por el cuidado iba a ser a voluntad del propietario del rodado.

También, otro grupo anunció que están listos para trabajar y anunciaron que cobrarán 50 mil guaraníes entre tanto ayer tomó estado público un caso de un cuidador que rayó la mitad de un vehículo por el simple hecho de que el dueño no quiso pagarle por adelantado. La Policía Nacional ultima detalles con respecto a los controles que se realizarán a los hinchas de Colón de Santa Fe, de Argentina e Independiente del Valle de Ecuador, que ya están llegando a Paraguay para la final única de la Copa Sudamericana que disputará este sábado en la Nueva Olla.

Se estima que un total de 35.000 argentinos se desplazarían desde Santa Fe hasta Asunción.