Por primera vez, Paraguay será sede del XIII Congreso de la Federación Iberolatinoamericana de Quemaduras (Felaq) y el VI Congreso Paraguayo de Quemaduras, “Quemaduras. Los cambios de la salud global. ¿Quo vadis?”, que contará con la participación de conferencistas locales y extranjeros.

En la oportunidad se rendirá un homenaje a todas las víctimas y a todas las delegaciones que ayudaron en una tragedia que se dio hace 15 años, la tragedia del Ycuá Bolaños, ya que luego del suceso se dio un antes y un después en el tratamiento de quemaduras en el país.

El evento se llevará a cabo del 16 al 19 de octubre en el Hotel Sheraton Asunción, sobre la avenida Aviadores del Chaco 2.066. La inscripción tiene un costo de US$ 100 para estudiantes, US$ 250 para licenciados no socios de la Felaq, US$ 200 para licenciados socios de Felaq, US$ 400 para no socios de Felaq y US$ 350 para socios de Felaq.

La cuota de inscripción incluye acceso y asistencia a todas las sesiones científicas, acceso al área de exposición comercial, documentación oficial del congreso y cóctel de bienvenida el jueves 17 de octubre.

“El evento ofrecerá a los colegas investigación, experiencia, promoción y criterios de los últimos avances en el proceso de quemaduras”, expresó el doctor Bruno Balmelli, médico cirujano y director del Centro Nacional de Quemaduras y Cirugías Reconstructivas (Cenquer).

Manifestó que estarán presentes 85 invitados extranjeros, entre médicos, enfermeras, psicólogas, bioquímicos, cirujanos plásticos, anestesiólogos, pediatras, entre otros profesionales, y se estima la participación de 500 personas. La mitad de ellas corresponde a países de la región, mientras que el resto serán paraguayos.

“Es una brillante oportunidad para que todos los interesados; trabajadores y estudiantes de la salud de todo el país puedan participar”, dijo. En el congreso se compartirán conocimientos sobre el banco de tejidos, manejo del paciente quemado agudo, manejo de secuelas de quemaduras, rehabilitación, cura avanzada en quemaduras, soporte nutricional, soporte psicológico, seguridad farmacológica y avances biotecnológicos en el paciente quemado.