San Pedro. LORENZO AGÜERO, Corresponsal.

Hace 9 años que reclaman la construcción de dos salas de clases en la Escuela Básica José Del Rosario Espínola de la comunidad rural San José Correa del distrito de San Pedro de Ycuamandyyú, departamento de San Pedro. Pero, hasta ahora, siguen sin tener respuestas del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC), por lo que los niños se ven obligados a dar clases bajo los árboles, en precarias condiciones y muy lejos de la educación de calidad garantizada en las leyes, conforme a la denuncia de los padres de familia.

“La situación es muy crítica, nuestros hijos dan clases bajo los árboles, necesitamos dos aulas, ya en varias ocasiones reclamamos, pero nadie nos hace caso”, dijo a La Nación María Cristina Agüero, madre de familia de la escuela.

Por su parte, otra madre, María Graciela Argüello, precisó que las dos aulas que se requieren son para las aulas de los grados séptimo y octavo y que dar clases a la intemperie supone que sus hijos pasen frío, calor e inclemencias climáticas. “Ojalá que las autoridades nos hagan caso”, anheló.

El director de la institución, profesor Pablo Fruto, reveló que hace 9 años dan clases bajo los árboles por falta de ambas salas de clase. Reiteró que el pedido ya se hizo al Ministerio de Educación y Ciencias. “Lo hicimos cada año mediante la microplanificación y cada vez que nos piden, pero nunca obtuvimos respuestas de las autoridades del ministerio. Ahora, nuevamente, los niños terminarán otro año bajo los árboles”, lamentó.

En esta institución asisten 84 alumnos desde de la educación inicial hasta el tercer ciclo, de los cuales son 30 niños del séptimo y octavo grado los que dan clases bajo los árboles.