Un total de 32 proyectos juveniles innovadores fueron presentados ayer en el local del Centro Cultural Alianza Francesa en el marco de la Feria de Ciencias que es el Premio “Pierre et Marie Curie”. De estos fueron seleccionados cuatro proyectos ganadores que serán publicados en días posteriores.

“Participamos del premio todos los años y ya obtuvimos primer y segundo puesto en ferias anteriores. Es muy linda la experiencia, motiva a los jóvenes y hemos progresado en la investigación gracias a esto porque participamos de ferias nacionales e internacionales”, dijo durante su exposición Nidia Barrios, tutora del proyecto “Almidonado permanente de artesanía con bioplástico de mango y mandioca”, del Colegio Nacional Mariscal José Félix Estigarribia de Carapeguá.

Por su parte, Paulina Zárate, participante y alumna del Colegio Politécnico Cooperativa Multiactiva Capiatá Ltda., explicó que el premio le parece interesante porque les permite acceder a muchas oportunidades. Además, resaltó que los premios son muy útiles en el desarrollo de las clases, como las computadoras, microscopios y enciclopedias.

En esta edición Nº 17, los participantes trajeron trabajos de biología, informática, electrónica, ecología, energías renovables, agroindustria, química, salud y ciencias sociales, demostrando así todo el potencial que posee la juventud paraguaya con las pocas herramientas que poseen en sus colegios.

El jurado de la competencia estuvo compuesto por investigadores categorizados del Programa Nacional de Incentivo a los Investigadores (PRONII) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), así como por docentes y profesionales destacados en las áreas del concurso.

“A través de esto, los chicos no solo aprenden en clases, sino que lo ponen en práctica. Aprenden a vivir en comunidad. Paraguay necesita más investigadores, debemos tener de 3.500 a 4.000 y con esto buscamos despertar la vocación científica”, indicó Luis Alberto Lima Morra, presidente del Conacyt.