En el Instituto Nacional de Cardiología se realizó ayer el lanzamiento del proyecto Código Infarto, que tiene como objetivo “mejorar la capacidad resolutiva del infarto agudo, creando un protocolo claro en la primera hora de tratamiento, sobre todo para la atención de pacientes del interior del país”, dijo el ministro de Salud, Julio Mazzoleni.

Para lograrlo, la cartera prevé también un proceso de educación a la población sobre las características del dolor de pecho y la motivación a consultar precozmente. Esto, atendiendo a que 3 de cada 10 paraguayos mueren al año por causas de enfermedades cardiovasculares, en su gran mayoría, prevenibles.

“El código infarto consiste en una doble funcionalidad, que compromete a la población y a los profesionales médicos para identificar el mal y consultar precozmente”, precisó Mazzoleni.