Como una muestra de que la Fiscalía está haciendo su trabajo, ayer el representante del Ministerio Público Osmar Legal, Anticorrupción, acusó al ex fiscal general del Estado Francisco Javier Díaz Verón y a su esposa, Selva María Morínigo. “Sus egresos no se ajustan a sus ingresos”, dijo.

Además, Legal solicitó a los juzgados el comiso de los bienes y la elevación de ambas causas a juicio oral y público. Verón es acusado de enriquecimiento ilícito, mientras que Morínigo soporta proceso por lavado de dinero. La causa de Díaz Verón se tramita ante el juez Penal de Garantías Julián López, mientras que el proceso a Morínigo está a cargo del juez especializado en Delitos Económicos José Agustín Delmás. De acuerdo a la carpeta fiscal, entre el 2014 y 2016 Díaz Verón acumuló una fortuna de G. 1.147.058.591, que no condice con sus ingresos, pero que intentó justificar por medio de su esposa. Sin embargo, en el documento habla de la imposibilidad de justificar la suma de G. 10.495.174.320.

“No podía demostrar sus ingresos porque era funcionario público, entonces hacían que la plata mal habida entre por medio de la señora, por ganado y otras profesiones, como honorarios profesionales, pero no puede justificar”, aduce Legal.

Díaz Verón guarda reclusión domiciliaria luego de que un Juzgado haya verificado en febrero pasado su estado actual de salud, ya que estuvo varios meses con prisión preventiva en Tacumbú y luego en la cárcel militar de Viñas Cué. Legal dijo que la acusación presentada es un claro mensaje a toda la ciudadanía de que nadie puede salvarse. “Es una muestra de que la institución está haciendo su trabajo”, sentenció. Los jueces López y Delmás deberán fijar la fecha para la audiencia preliminar, en la que se discutirá si el presente caso se eleva a un juicio oral y público.