Unas 100 personas se desplegaron alrededor del arroyo Antequera –ubicado al lado opuesto de la Bahía de Asunción, para retirar todos los residuos contaminantes del lugar. La iniciativa fue propuesta por el Movimiento Parley con el apoyo de Corona.

“Los plásticos y todos los materiales reutilizables se reagruparon en bolsas especiales para entregar a recolectores locales”, así lo explicó Betania Barreto, brand manager de Corona, quien coordinó la maratón de conciencia ambiental.

“Queremos evitar que prospere la contaminación plástica en los afluentes. En Paraguay somos un país con más de 10.500 kilómetros cuadrados de cauces hídricos y tenemos varios puntos críticos”, indicó Barreto.