Abandonado e invadido por basura y arbustos, el desdén hacia los que descansan en paz evidencia el desinterés e inacción de las autoridades. Vecinos denunciaron que la cloaca a cielo abierto se suma a este espectáculo de fetidez. Señalan como responsable a la comuna asuncena. Recientemente, vándalos ingresaron a robar un cadáver de un panteón cuyo cuerpo yacía hace apenas un mes en el Cementerio del Este, conocido como el más grande de Asunción.

“Estamos teniendo un inconveniente en ese cementerio. Tenemos una villa detrás. Este cementerio es como una triple frontera, está la gente de Luque, Fernando de la Mora y Asunción. Es muy permeable ese cementerio porque no tiene murallas alrededor y la gente ingresa muy fácilmente”, comentó a La Nación Gerardo Arévalo, director del Área de Necrópolis de la Municipalidad de Asunción.

“Hay un proyecto de mejoramiento de la periferia del Cementerio del Este, está en una etapa conclusiva, ya hay empresas que están proponiendo para hacer la obra, el presupuesto de inversión es de más o menos G. 1.200 millones”, agregó.

El cementerio privado adyacente, Jardín del Este, también se halla en la misma circunstancia. “Tenemos que invertir más en personal para mantener la cantidad de hectáreas en ese lugar, casi 20 hectáreas tenemos”, admitió Arévalo. En total existen 20 guardias distribuidos en cuatro turnos.

“NO VISITAN A SUS MUERTOS”

El responsable comunal de Necrópolis expuso que se topan con la desidia en el cuidado de los panteones. “Se perdió esa costumbre de visitar a los muertos. Antes según las floristas, los lunes era una fiesta en el cementerio porque todo el mundo visitaba a sus muertos”, dijo.

El concejal Elvio Segovia se hizo eco de la solicitud de los vecinos del barrio Santa María, mediante una minuta, pidiendo efectuar la limpieza del perímetro del Cementerio del Este y los cementerios colindantes. “La gente pide que se recupere la vereda porque no se puede caminar, aparte hay un cauce de agua al lado, que se utiliza como vertedero clandestino de basura”, mencionó el edil.