San Pedro. Lorenzo Agüero, corresponsal.

Jóvenes, adultos, autoridades locales y eclesiales del departamento de San Pedro de los distritos de San Pedro del Ycuamandyyú y Liberación salieron a las calles para exigir seguridad y paz en la zona norte del país. En la ciudad de San Pedro del Ycuamandyyú la convocatoria realizó la parroquia local, en este lugar se juntaron en la rotonda a la entrada de la ciudad, luego marcharon hasta la Catedral de San Pedro.

El padre Juan Carlos Palacios, sacerdote de la Parroquia de San Pedro, dijo que la gente se unió y salió a clamar “basta ya de criminales, de drogas, de narcotráficos en el norte y especialmente en el departamento de San Pedro. Las autoridades que tienen a su cargo la seguridad, tienen que hacer un análisis por los hechos que van sucediendo en este departamento”.

Por su parte, el intendente municipal de San Pedro del Ycuamandyyú, Gustavo Rodríguez (ANR), mencionó que todo un pueblo salió a exigir seguridad, paz en todo el departamento de San Pedro y en especial en San Pedro del Ycuamandyyú. “Lo que más nos preocupa es la falta de interés y acción del gobierno nacional con la gente del norte del país. Lo que ocurrió en la cárcel, 10 muertos, luego el asalto al Banco Visión, donde murió un joven en manos de criminales y ahora un padre de familia, un trabajador, fue asesinado cuando se iba a su trabajo, es muy triste y preocupante todo lo que está pasando. Vivimos en zozobra”, indicó. Agregó: “Que se militarice el departamento de San Pedro. Tengo la certeza de que no se tiene suficiente personal policial. Imagináte, tenemos 200 policías para 400 mil habitantes en el departamento, acá en San Pedro del Ycuamandyyú tenemos nueve policías, esa es una verdadera vergüenza, por eso pedimos que vengan los militares, que se controle absolutamente todo”.

Por último, dijo que el Ministerio del Interior es el peor ministerio que se tiene actualmente, “el ministro del Interior si tiene vergüenza tiene que renunciar y si no tiene vergüenza para renunciar, que el presidente de la República por una obligación moral debe destituir al ministro del Interior. No se puede permitir más que se sigan perdiendo vidas en San Pedro del Ycuamandyyú y en el departamento”, reiteró.