• PEDRO JUAN CABALLERO
  • POR EMERSON DUTRA
  • CORRESPONSAL.

Uno de los sangrien­tos sucesos se regis­tró ayer, a las 19:00 aproximadamente, en la línea internacional, lado brasileño. De acuerdo a los datos, Rafael Romero Riveiros (28 años) transitaba sobre la céntrica avenida Gaspar Rodríguez de Francia en compañía de una amiga identificada como Liz Paola Bobadilla, de 19 años de edad.

En un determinado momento fue cercado por dos hombres desconocidos que se encontra­ban en una motocicleta, que le cerraron el paso. Uno de los sicarios descendió y, arma de fuego en mano, empezó a dis­parar contra la humanidad de Romero Riveiros quien, asus­tado, descendió de su vehículo y corrió hacia territorio brasi­leño con intenciones de evitar el violento ataque.

Durante su huida, fue seguido y asesinado por el matón a sueldo, que utilizó una potente pistola automática calibre 9 milímetros para cometer la eje­cución. Al verificar si cumplió su “trabajo”, el sicario abordó nuevamente la motocicleta y se dio a la fuga.

Según se informó, en octubre del año pasado, el padre de la víctima, identificado como Paulo Riveros, fue asesinado a tiros en la terraza del país por causas hasta ahora desconoci­das. Se trata de la novena víc­tima en lo que va del año.

DOS MÁS

En otro suceso, dos hombres fueron ejecutados a tiros frente a su vivienda en la colo­nia Cerro Coraí, distante a unos 8 kilómetros de Pedro Juan. Las víctimas fueron identificadas como Martín Quintana Caballero y Darío Castillo Espinosa, más cono­cido como “Patula”, según se informó.

De acuerdo a los datos, sica­rios fuertemente armados lle­garon al lugar y acribillaron a sus potenciales víctimas. Tras cometer la ejecución, abando­naron raudamente el sitio con rumbo desconocido.

Cabe recordar que el pasado 16 de marzo, Nelson Quintana Caballero, hermano del ahora fallecido Martín, fue blanco de un atentado por matones a sueldo, pero se salvó milagrosa­mente de morir tras ocultarse en un puesto policial.