El hecho ocurrió el domingo, minutos después del mediodía, en el asentamiento Bonanza del barrio Primero de Marzo de Coronel Oviedo, donde conviven la víctima y la victimaria.

La supuesta agresora fue identificada como Griselda Hermosilla Rojas, de 48 años de edad, quien fue denunciada por personas cercanas a su familia. Hermosilla está sindicada como autora de los golpes propinados a una anciana de 78 años, que sería su propia madre, identificada como Ignacia Rojas Godoy.

La aprehensión de Hermosilla estuvo a cargo de agentes de la comisaría 26 del barrio Primero de Marzo, quienes la remitieron a la comisaría 22 del barrio Capitán Roa, donde permanece a disposición del Ministerio Público.

El caso fue caratulado como violencia familiar y la investigación del hecho está a cargo del fiscal Alfirio González Sandoval.

Según indicaron en la Comisaría 22ª, para hoy está prevista la audiencia de imposición de medidas a realizarse en el Juzgado Penal de Garantías. Atendiendo a la gravedad del hecho, que es catalogado crimen, el juez podría ordenar la prisión preventiva de Hermosilla en la cárcel regional de Coronel Oviedo.

ANTECEDENTES

El suboficial segundo Paredes, de la Comisaría 26ª, relató que la víctima se dirigía a su domicilio para proceder a lavar ropa. En ese momento, llegó la presunta agresora, quien la interpeló para luego agredirla con palabras obscenas e irreproducibles.

Posteriormente, fue amenazada de muerte por su hija, de forma prepotente y en voz alta, para luego empujarla y golpearle la cara, arañándola y tirándola por la pared. La víctima también recibió un rasguño en el ojo izquierdo.

Antes que el hecho pase a mayores intervinieron otras hijas de la mujer, tomándose a golpes con la victimaria. Esta última incluso tenía un cuchillo de mesa en la mano, utilizado para amenazar a su madre y dos hermanas, Francisca y Aurelia.