La joven compatriota de 25 años Romina Núñez Rodríguez reside en la localidad de Costa Teguise de Lanzarote, en España, junto a su marido. De acuerdo a sus familiares, la joven desapareció el pasado 1 de enero, pero llamativamente recién el martes 8 del mes su pareja hizo la denuncia correspondiente.

La tía de Romina, Anastasia Servín, confirmó a un medio español que el marido de su sobrina manifestó que tuvieron una “discusión” porque la joven le pidió dinero para viajar a Paraguay a buscar a su hijo pequeño y que no denunció su desaparición porque “ya se había ido del hogar otras veces”.

Ambos se casaron el mes de agosto del año pasado y, según constata una denuncia, ese mes el hombre fue detenido por presuntos malos tratos en el ámbito familiar, aunque fue absuelto, refiere el medio español Telecinco

“Él le dijo que no podía ayudarla porque no tenía dinero”, reveló su tía. Fue entonces cuando el hombre decidió marcharse para no continuar con la discusión. Al volver el 1 de enero, la joven ya no se encontraba en la vivienda que compartían y pudo comprobar que faltaban diferentes prendas de Romina y una mochila vieja de color negro.

En tanto, la Guardia Civil confirmó que no constan registros de que la joven de 25 años haya salido de la isla, en avión ni en barco. También declaró que el marido de Romina se encuentra localizado en todo momento y que el hombre tuvo que buscarse otra vivienda, ya que la suya y la de Romina fue precintada para encontrar alguna pista que ayude con la investigación.

OTRO CASO

El 6 de marzo del 2018, otra compatriota desapareció en España. Se trata de Zuni Adela Báez Mancuello, de 34 años, que residía en el país europeo hace diez años, siete de los cuales mantuvo una relación sentimental con un hombre de 52 años. Lo último que se supo del caso es que la Guardia Civil halló restos biológicos de la misma en el coche de su pareja, a quien había denunciado por maltrato.

El hombre fue detenido e interrogado por la Guardia Civil, pero finalmente quedó en libertad con cargos por falta de indicios sólidos sobre su responsabilidad en la desaparición de su pareja.