El superintendente de Salud, Dr. Jorge Rodas, reinició ayer las visitas a los servicios de urgencias de los centros asis­tenciales de Asunción y Cen­tral. Por la mañana estuvo por el Hospital Barrio Obrero, donde constató la situación que a diario viven pacientes y médi­cos debido a la precariedad.

“‘Estamos haciendo medi­cina de guerra’, me dijo el Dr. José Aquino, director médico del Hospital Barrio Obrero”, contó Rodas a modo de graficar la situación dia­ria de pacientes en el centro asistencial.

Agregó que es preocupante el hacinamiento, que práctica­mente es como de una “situa­ción de guerra. Fuimos bien recibidos por los directivos y corresponde tomar medi­das drásticas porque esta es una situación extrema. Esto en definitiva no puede seguir así, se tiene que hacer algo”, aseguró. Agregó que tanto esta situación como la hallada en el Instituto Nacional del Cáncer serán informadas al ministro de Salud, ya que la situación “con parches no se va solucionar”.

Mazzoleni fue consultado sobre la declaración de emer­gencia solicitada por la Supe­rintendencia y dijo que la decisión se está estudiando. “Es un tema que se está dis­cutiendo, lo estaremos ana­lizando cuidadosamente, buscando lo mejor del país”, aseguró.