El resultado preliminar de la autopsia que se realizó al cuerpo de la ex modelo Paola Colmán, quien falleció ayer en horas de la mañana, revela que la mujer murió a causa de una congestión edema aguda del pulmón, a determinar. Así informó el director forense del Ministerio Público, Pablo Lemir, quien recibió el informe de los profesionales que realizaron la autopsia.

Lemir sostuvo que la causa del fallecimiento está sujeta a confirmar con los análisis laboratoriales y de toxicología. Igualmente, con este informe dado a conocer por los profesionales, se descarta por consiguiente una muerte violenta, puesto que el cuerpo de la mujer no registraba violencia externa, tal como inicialmente lo había señalado la médico forense que intervino, Liliana González.

Lemir señaló, además, que luego de la autopsia completa realizada ayer, en la que se extrajeron los órganos para analizarlos, que no había lesión externa importante. Del mismo modo, participó de la autopsia la hermana de la fallecida, quien es médica. Los profesionales tomaron muestras de órganos como el corazón, pulmón, y fluidos como la sangre, contenido gástrico, pelos, etc., de manera a analizar en detalle y determinar las circunstancias exactas de la muerte. Los resultados de los análisis laboratoriales estarán listos en 15 días.

Con relación a las lesiones que se ven en la zona del cuello y clavícula, Lemir manifestó que son marcas ocasionadas por la ropa de la mujer, debido a la posición en la que se encontró el cuerpo, que quedó varias horas con las tiras de la prenda haciendo presión en esa zona.

La ex modelo y ex reina de belleza había sido hallada ayer a la mañana en su residencia por su marido, el empresario Roland Bendlin. La mujer yacía inconsciente, según los datos. Inmediatamente fue trasladada a un centro asistencial donde se constató su deceso.

El agente fiscal Yoan Paul López sigue con la investigación fiscal y ayer tomó la declaración a varias personas con relación al hecho registrado.