El retrato de la primera beata paraguaya, María Felicia de Jesús Sacramentado, más conocida como Chiquitunga, ubicado en la explanada de la Catedral Metropolitana engalana a la capital del país en el marco de su aniversario 481. La obra dirigida por el artista plástico Koki Ruiz y su hija Macarena es visitada desde ayer viernes 10 de agosto y estará disponible hasta el domingo 19 del mismo mes. Los devotos de María Felicia de Jesús Sacramentado que aún no tuvieron la oportunidad de visitar la obra, podrán hacerlo y elevar una oración por su pronta santificación.

DETALLES DE LA OBRA

El retrato de Chiquitunga forma parte de un retablo que está compuesto por 70.000 rosarios rezados y donados desde distintos puntos del mundo. La obra completa tiene 14 metros de ancho y 18 metros de alto.

La imagen del retrato corresponde a la fotografía que le pidió a Chiquitunga su padre, Ramón Guggiari, antes de ingresar a la Orden de las Carmelitas Descalzas en Asunción. En la misma, se la ve con una gran sonrisa y el pelo suelto, poco común en las costumbres sacras.

Un detalle muy sublime del retrato es que el iris del ojo izquierdo es el rosario de Ángel Sauá, con quien María Felicia compartió una amistad especial y el servicio a los pobres y enfermos.