La comunidad taiwanesa de nuestro país, tras una visita a Ángel Ramón Domínguez González, su madre Liz González y su abuela Beatriz Peralta, prometió ayuda para el “ángel de Chiquitunga”.

Eny Liang, de la Embajada de la República de China-Taiwán, aclaró que hasta el momento no donaron nada, sino que más bien visitaron a Ángel y a su familia para saber en qué situación se encuentran y a partir de allí evaluar cómo lo pueden ayudar.

Lo primero que deseamos es conocer las condiciones en las que vive, qué desea hacer, estudiar, conocer todo de él y después disponer la ayuda que más convenga”, indicó Liang.

Los miembros de la comunidad taiwanesa estudian la posibilidad de que Ángel cuente con el acompañamiento de un tutor, con el objetivo de que pueda tener un buen pasar y estudiar medicina, la carrera que eligió.

Queremos ayudarlo para que tenga una buena formación y siga sus estudios, para que sea un hombre de bien el día de mañana, ya que es el milagro de Chiquitunga”, resaltó Liang y agregó que tanto la comunidad como la Embajada de Taiwán están dispuestas a ofrecer esta ayuda a Ángel. El joven y su familia son oriundos del barrio Santa Ana, de San Pedro.