Este domingo, luego del rezo del Ángelus realizado en el Vaticano, el papa Francisco realizó una breve acción de gracias por la beatificación de María Felicia Guggiari Echevarría, Chiquitunga, realizada ayer en el estadio del club Cerro Porteño.

“Ayer en Asunción, Paraguay, ha sido proclamada beata María Felicia de Jesús Sacramentado, cuyo nombre antes de su consagración era María Felicia Guggiari Echevarría, religiosa de la Orden de las Carmelitas Descalzas, llamada por su padre, y también hoy por el pueblo paraguayo, la ‘Chiquitunga’”, afirmó Francisco desde la ventana del palacio apostólico del Vaticano.

El Pontífice manifestó a los presentes que la religiosa, oriunda de Villarrica, se sumó a la Acción Católica y durante su juventud ayudaba a enfermos, pobres y presos. “Esta fecunda experiencia de apostolado, sostenida por la Eucaristía cotidiana, resultó en la consagración al Señor”, señaló.

Recordó que Chiquitunga falleció a los 34 años aceptando la enfermedad con serenidad. “El testimonio de esta joven beata es una invitación para todos los jóvenes, especialmente para los paraguayos, a vivir la vida con generosidad, mansedumbre y alegría”, concluyó.

El papa Francisco promulgó el decreto de beatificación de María Felicia de Jesús Sacramentado en marzo pasado.