En Paraguay existen 400.000 personas infértiles; de cada 10 parejas, de esa cifra, 4 son a causa de la mujer, 4 del hombre y 2 de ambos. El problema en la mujer puede deberse a que postergaron su embarazo para después de los 30 años –cuando se redu­cen las probabilidades– sin embargo, la clínica repro­ductiva Neolife promueve el tratamiento mediante con­gelación de óvulos a los 30 años para cuando la mujer quiera embarazarse. Como los tratamientos son costo­sos, en el “Mes Internacional del Cuidado de la Fertilidad”, hace un llamado a desarro­llar programas de infertili­dad en Salud Pública, ya que no existen en el país, explicó Roger Molinas, director de Neolife.

“La infertilidad es la falta de embarazo luego de 12 meses de relaciones sexuales sin protección. La chance de que una mujer se embarace luego de un mes de relacio­nes sexuales es apenas del 20%. La gente cree que al suspender el anticoncep­tivo quedará embarazada al mes siguiente y no sabe de sus potencialidades de que­dar embarazada es muy baja, es la más baja de todos los mamíferos”, señaló.

RESERVA

En promedio existen 1.500.000 mujeres en edad reproductiva en el país. De ellas, al menos el 15% sufre de infertilidad. Es decir unas 400.000 parejas o 200.000 hombres y 200.000 mujeres. Cuando se habla de infertili­dad, los médicos ginecólogos vuelcan su atención hacia las mujeres que pueden recurrir al tratamiento de congela­ción de óvulos a los 30 años.

“Proponemos la reserva ovárica, que es la capa­cidad que tiene la mujer de producir óvulos que se convertirían en embriones y que pueden embarazar”, indicó. Esa reserva ovárica se ve afectada fisiológica­mente por el incremento de la edad, entonces si la mujer decide postergar su mater­nidad debe saber que puede guardar sus óvulos para que ella busque el embarazo cuando quiera, explicó el especialista.