El período entre la concepción y el inicio de la educación escolar brinda una oportunidad decisiva y única para influir en el desarrollo del cerebro de los niños. Por ello el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la empresa Tigo lanzaron en el mes de la madre, la campaña "Tu Bebé", que busca ofrecer un servicio gratuito de concienciación acerca de la importancia de los 1.000 primeros días de vida.

Niños de familias en situación de pobreza que recibieron estímulos de calidad a temprana edad ganaron 25% más en su futuro que aquellos que no han sido beneficiados con dichas intervenciones.

Durante los primeros 1.000 días de vida el cerebro crece con asombrosa rapidez, las conexiones se forman a una velocidad que no volverá a repetirse en la vida (1.000 conexiones por segundo), lo que determina y afecta profundamente el desarrollo cognitivo, social y emocional del niño, influyendo en su capacidad para aprender, resolver problemas y relacionarse con los demás.

La campaña está destinada a clientes que se encuentren en esta etapa y podrán suscribirse sin costo, los que tengan hijos menores de tres años, según la campaña que busca obtener al menos 20.000 suscripciones.