Alexander Mascarenhas Goncalvez (37), propietario de una playa de vehículos, fue asesinado a tiros ayer en horas de la mañana frente a su local comercial denominado "Dino Vehículos", ubicado sobre la avenida Brasil de la vecina ciudad brasileña de Ponta Porá, a escasos 100 metros de la línea internacional.

La víctima se encontraba realizando la cotización de un rodado cuando estacionó frente a su local un vehículo de cuyo interior descendieron dos sicarios, armas de fuego en mano. Se acercaron a Alexander y lo acribillaron frente a varias personas que se encontraban en el sitio y que nada pudieron hacer para evitar el sangriento suceso. Tras cometer la ejecución, abordaron el vehículo que los esperaba y se dieron a la fuga con rumbo desconocido.

La víctima fue auxiliada por el Cuerpo de Bomberos Militares y trasladada hasta el centro asistencial, donde se constató su deceso.

Según se informó, la víctima recibió 7 impactos de bala de pistolas calibre 9 milímetros con alto poder de destrucción.

"Por la violenta forma en que se cometió el atentado sospechamos que se trataría de un ajuste de cuentas", refirió una alta fuente policial.