Como cada año, una gran cantidad de basura se acumula en los alrededores de la basílica de Caacupé, durante las celebraciones de los actos central de la festividad mariana.

Calles, pasos peatonales, veredas y plazas (como la plaza Tte. Fariña, ubicada detrás del templo mariano) registraban la mañana de este 8 de diciembre una buena acumulación de basura.

Además de la icónica plaza del centro caacupeño, las calles aledañas como Eligio Ayala, Concepción, Padre Solís y Juan O’Leary, que conforman el perímetro de la basílica menor, así como la explanada en la que se congregan miles de fieles, estaban atestadas de basura.

Pese a las campañas realizadas, persiste la inconciencia en los fieles. Foto: Yesica Vera / La Nación.
Pese a las campañas realizadas, persiste la inconciencia en los fieles. Foto: Yesica Vera / La Nación.

Pese a los pedidos realizados por las autoridades municipales, la gran afluencia de fieles hasta la villa serrana generó este año, al igual que en años anteriores, que se produzca el mismo inconveniente con la basura.

El despliegue realizado no dio abasto, sumado a cierta inconciencia de los peregrinantes, desembocó en la acumulación de basura.