El Instituto de Previsión Social (IPS) afronta un preocupante desabastecimiento de medicamentos esenciales para el tratamiento de los pacientes, tales como insulina y anticoagulantes, como consecuencia de la deuda heredada de la administración anterior y precisaría de G. 800.000 millones para saldar todos sus compromisos.

El gerente de Salud, Carlos Morínigo, exteriorizó su angustia por la falta de fármacos al afirmar que en contrapartida no hay presupuesto ni para reparar aparatos hospitalarios, que también se encuentran caídos.

“Estamos en una situación económica muy complicada. El año pasado ya hemos recibido una administración con la utilización prácticamente de todo el presupuesto del año, ya prácticamente nada que ejecutar, sino generar más deudas para seguir sobreviviendo”, señaló a la 780 AM.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Graficó que las cuentas “están hasta la coronilla” e incluso ya no se pueden hacer llamados licitatorios debido al alto nivel de endeudamiento de la institución previsional y la falta de disponibilidad presupuestaria. “Estamos viendo la manera de cómo sobrellevar esto”, afirmó.

Te puede interesar: Confirman tercer fallecido por fuga de amoníaco en fábrica de embutidos

El gerente de Salud del Instituto de Previsión Social (IPS) Carlos Morínigo dijo que pidió ayuda al Ministerio de Salud para la provisión medicamentos oncológicos. Foto: Archivo

“La atención vamos a garantizarla, pero ahora mismo tenemos medicamentos en stock cero, para las coagulaciones, oncológicos; también tengo equipos médicos caídos y no tengo presupuesto para repararlos”, describió y detalló que se tuvo que apelar a la ayuda del Ministerio de Salud para garantizar la provisión al menos de algunos ítems de la lista de fármacos utilizados para el tratamiento del cáncer.

Las medicinas suministradas a pacientes empadronados crónicos de Traumatología también están con faltantes, por ejemplo la Nucletodina, que a nivel privado tiene un costo de G. 60.000 cada caja de 30 comprimidos.

Leé también: Uruguay: Armada confirma el alta de militar herido durante un asalto

Medidas internas

“No nos estamos preocupando, nos estamos ocupando. Estamos tratando de hacer absolutamente todo para que nuestros pacientes tengan lo necesario para mantener su estado de salud. Recurrimos a las personas que tenemos que recurrir para pedir auxilio y estamos sobrellevando la fiesta como podemos”, sostuvo.

El exministro de Salud afirmó que se están adoptando estrategias internas para sobrellevar el déficit de medicamentos. “Lo que estamos pidiendo a los colegas es que le cambien y le den dosis de insulina que estamos teniendo. Por ejemplo, había insulina de 300 y ahora hay de 100 ml, entonces le tiene que dar tres de eso. Rápidamente va a disminuir eso”, puntualizó.

Consultado sobre el tiempo que demandará revertir el inconveniente, el doctor Morínigo dijo que se pondrá subsanar cuando se disponga del plan financiero, que habilitará a iniciar los procesos licitatorios para concretar las compras pertinentes, que podría durar incluso tres meses, conforme expresó.



Dejanos tu comentario