La Policía confirmó este jueves la detención de cuatro sospechosos del asalto a la joven Giuliana Ailen Mellones, en el parque Carlos Antonio López de Asunción, aunque el presunto autor del disparo sigue prófugo. Los sujetos habrían comercializado el arma utilizada para el atraco y el celular sustraído a la mujer de 24 años.

Los supuestos asaltantes fueron localizados mediante sendos allanamientos en la zona conocida como RI 14, una base operativa militar asentada en Barrio Obrero. Con estas detenciones suman cinco los acusados, puesto que el martes pasado también se localizó a Tobías Giménez de 19 años, un integrante de la banda quien facilitó los contactos de sus cómplices.

“El arma nuevamente fue reducida por esta persona que lo vendió por G.300.000, también hablamos de un celular que fue vendido a una ciudadana por 300.000 guaraníes, y se repartieron 150.000 guaraníes cada uno. Esa información recibimos el día de la fecha”, señaló el comisario Marcelino Espinosa, director de investigación criminal en conferencia de prensa.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Afirmó que ya se logró identificar al responsable del disparo, aunque sigue prófugo. “Son personas que se conocen y suelen juntarse para realizar hechos ilícitos en la zona”, aseveró el policía al adelantar que pueden incluso haber más sindicados.

Te puede interesar: Choque entre bus y camión en Ypacaraí deja 13 heridos

Cayó en contradicciones

Uno de los detenidos dio su versión a la prensa y negó en todo momento que haya tenido participación en el suceso. “Yo no tuve la intención de nada con la chica y no sé la intención de ellos tampoco. Cuando pasó yo he visto, me asusté y corrí”, dijo.

Confirmó que estaban entre cinco en el parque a donde acudieron supuestamente con la intención de jugar un partido de futbol. “Demasiado lástima le siento yo a la chica. Yo no sabía que mi amigo estaba armado, después escuché el disparo y ya estaba corriendo cuando eso”, expresó Derlis, quien tampoco quiso revelar la identidad del autor del disparo.

Seguidamente cayó en contradicciones al confirmar que vendió el celular sustraído a la joven por G.300.000 y consultado sobre el precio que le puso a la pistola respondió: “yo ni toqué el arma”.

Leé también: Periodista atascado en tráfico sobre Sacramento fue asaltado por motochorros

Dejanos tu comentario