El Ministerio de Justicia concretó este viernes el primer módulo de producción hortícola hidropónica para beneficio de personas privadas de libertad, que inicialmente prevé una producción mensual de 2.000 lechugas, en que participarán ocho personas privadas de libertad. El proyecto fue habilitado en la Granja Penitenciaria de régimen semi abierto Ko’e Pyahu, ubicada en Tacumbú.

“Completo, desde cero armamos, desde la limpieza, el armaje, la parte de herrería”, comentó Cristian Cabral a la prensa, uno de los internos que integra el proyecto, luego del acto que contó con la presencia del ministro Ángel Barchini. El joven dijo que tienen ahora 2.000 lechugas que en 15 días podrán empezar a comercializar, y que arrancan un proceso de cultivar 500 semillas semanales.

Lea más: El proyecto Escuelas Abiertas llega al Chaco

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

En la Granja Ko’ê Pyahu son ocho personas privadas de libertad que se encargan de aplicar una antigua técnica de cultivo, pero con innovadores métodos de siembra. Se trata de la técnica basada en la hidroponía, es decir, que prácticamente hacen brotar vegetales suspendidos en agua con nutrientes.

Este trabajo se realiza en el marco de los programas de rehabilitación social y reinserción laboral de personas privadas de libertad que lleva adelante el Ministerio de Justicia. El pasado 18 de diciembre, el ente desplegó la operación Veneratio con que retomó el control institucional de la cárcel de Tacumbú del poder de clanes criminales y, con la mayor presencia de agentes Lince, la seguridad del entorno mejoró 76 %, según se desprende de un monitoreo de denuncias por robos y asaltos en la zona.

Lea también: Carril para buses: hubo 49 sancionados, la mayoría son motociclistas

Dejanos tu comentario