Pedro Juan Caballero (Emerson Dutra, corresponsal)

El violento enfrentamiento armado entre un presunto narco y efectivos policiales se registró en el interior del establecimiento “Ñu Verá”, que se encuentra en la colonia Jukyry Guazú, a pocos kilómetros de la ciudad de Capitán Bado, departamento de Amambay.

Los primeros datos revelan que agentes de la Policía Nacional ingresaron al sitio, orden de allanamiento mediante, con la finalidad de intervenir áreas de plantaciones de marihuana que, según datos, se proceden a sembrar en el lugar.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Al llegar al sitio, los agentes policiales fueron recibidos a tiros por hombres armados que estaban en los alrededores de la zona. Ante esa situación, la Policía reaccionó respondiendo en el mismo tono. Durante el enfrentamiento, un presunto narcotraficante cayó muerto. Tras controlar la situación, los uniformados procedieron a destruir los cultivos de la hierba maldita que existían en el lugar.

“Personal antinarcóticos de Capitán Bado manejaban la información de que en el sitio existía plantaciones de marihuana y que, además, estarían personas con orden de captura en la propiedad allanada. Ante esa situación, procedimos a allanar el inmueble”, explicó el fiscal Celso Morales.

Más información: Cae uno de los implicados en millonario asalto a estación de servicio en Asunción

Por disposición del representante del Ministerio Público, se procedió a destrucción de los cultivos de esa droga. “Las demás personas se dieron a la fuga”, acotó el representante del Ministerio Público.

Por su parte, el comisario Pablo Zelaya, jefe del departamento Antinarcóticos de la Policía Nacional del Amambay, sostuvo que el grupo narco tenía, inclusive, trampas de fabricación cacera (casabobo calibre 12 milímetros) en el campamento. “La persona fallecida fue identificada como Fidel Morel Gómez, de 33 años de edad”, sostuvo el alto jefe policial quien añadió que en el campamento narco, se incautaron de un fusil de guerra recortado calibre 7,62 milímetros, un revólver calibre 32 milímetros y una escopeta calibre 12 milímetros.

Por disposición fiscal, el cadáver fue derivado a la morgue del Hospital Regional de esa ciudad para los trámites de procedimiento.

Te puede interesar: Fiscalía allanó Dimabel por denuncias de supuesta adulteración de explosivos

Dejanos tu comentario