Ciudad del Este. Agencia Regional.

La fiscal antisecuestro, Zunilda Ocampos Marín, imputó a siete supuestos miembros de una organización delictiva que habría cometido una serie de asaltos a mano armada a familias de origen japonés del distrito de Yguazú, Alto Paraná. Cinco de ellos fueron detenidos en los cinco allanamientos realizados ayer jueves en la zona de Tavapy, al sur del departamento, en el marco del operativo fiscal policial “Heiwa” (Paz en japonés).

Los procesados son César Darío Resquín Ríos, Ramón Ríos Melgarejo, Alcides Resquín López, Adelfa Antonia Fleitas Alcaraz, Lidia Ríos Melgarejo, Ricardo Resquín López y Julio César Resquín López, quienes enfrentan cargos por robo agravado, asociación criminal, reducción y producción de riesgos comunes en su forma agravada.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Los cinco primeros se encuentran detenidos con pedido de prisión preventiva, mientras los dos últimos permanecen prófugos y cuentan con requerimiento de rebeldía. En el caso de Julio César Resquín López, es considerado como el líder de la banda criminal, según el jefe de Antisecuestro de la Policía Nacional, comisario Nimio Cardozo.

La investigación refiere que los procesados formarían parte de una banda criminal bien estructurada que se dedicaba a perpetrar diversos atracos domiciliarios de manera constante en perjuicio de familias residentes en el municipio de Yguazú. Para el efecto, los integrantes de la organización se distribuían las tareas a ejecutarse.

Los hermanos Julio César, Ricardo, Alcides y César Darío Resquín Ríos, además de Ramón Ríos Melgarejo, estando encapuchados, con armas largas y cortas irrumpían en las viviendas de los productores agrícolas para robar dinero, joyas, vehículos y otros artículos de valor. Mientras, Lidia Ríos Melgarejo y Adelfa Antonia Fleitas recibían en sus casas los objetos que robaban los miembros del grupo. Esto, según los datos resultantes de la investigación.

Puede interesarle: Intendentes clamaron por aulas, rubros y agua, en reunión con titular del MEC

Tras estos sucesivos asaltos a mano armada, se abrieron varias causas penales en la Fiscalía de Yguazú, a cargo del agente Alfredo Acosta Heyn. En el marco de la investigación de los hechos, el fiscal adjunto de Alto Paraná, doctor Jorge Sosa, designó como coadyuvante a la fiscal antisecuestro, Zunilda Ocampos.

La causa fiscal No. 540/2023 caratulada Julián Vergara Martínez y otros sobre reducción y robo agravado es el expediente que dio origen a los allanamientos. El comisario Nimio Cardozo, dijo a La Nación/Nación Media que la banda desarticulada tiene que ver con este caso y existe una alta sospecha de que una gran parte de los 27 hechos perpetrados en Yguazu, en 14 meses, tengan la misma autoría.

Comunidad con población mayoritaria de origen japonés

La fiscal Zunilda Ocampos y el comisario Nimio Cardozo, dirigieron el operativo “Heiwa”, que contó con alrededor de 30 agentes policiales para la investigación y ejecución de los allanamientos en el distrito Yguazú, que derivó en la detención de cinco supuestos implicados.

La denominación del operativo que en japonés significa “Paz”, es en alusión a que fueron japoneses la mayoría de las víctimas de los atracos registrados en Yguazú, un municipio con población mayoritaria de personas de origen japonés e inmigrantes japoneses.

En los allanamientos, los intervinientes requisaron varias evidencias como ser un automóvil, aparatos celulares, televisores, soportes magnéticos, cámaras fotográficas, mira telescópica, GPS, herramientas varias, electrodomésticos, armas de fuego, equipos de gimnasia, implementos agrícolas, tablet y un can presumiblemente de la raza Rottweiler, animal que habría sido robado en uno de los asaltos.

Puede interesarle: Intendentes clamaron por aulas, rubros y agua, en reunión con titular del MEC

Dejanos tu comentario