Ciudad del Este. Agencia Regional.

Hoy debía iniciarse el juicio oral a un hombre acusado por abuso sexual de dos niñas en el año 2021 y fue suspendido, sin nueva fecha todavía, por parte del tribunal integrado por Fabio Aguilar, Serafín Gómez y Vitalia Duarte. La madre de las víctimas lamenta la suspensión porque sus hijas, hasta ahora, tienen miedo que el acusado quede en libertad.

La familia espera una pronta justicia a un año de realizarse la denuncia y a dos años de producirse el abuso, relatado por las víctimas unos años después, cuando ya no aguantaban seguir callando sobre la crueldad que vivieron. Es lo que dijo la madre y por cuya razón quiere que el juicio ya no tarde, el hombre sea condenado y así sus hijas puedan recuperar algo de tranquilidad.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Las víctimas son dos niñas que tenían 11 y 9 años en la Semana Santa del año 2021, cuando fueron violentadas en su intimidad. El acusado, cuyo nombre tiene la sigla B.I.P.F., se encontraba por unos días en la casa en su calidad de familiar ya que es el hermanastro del padre de las niñas y ellas lo trataban como su tío.

La madre de las víctimas y a la vez abogada querellante, cuyo nombre tiene las iniciales R.C., contó a La Nación/Nación Media que aquella Semana Santa, el tío de las niñas pasó con su familia y fue en esa ocasión que ocurrió el abuso. Un año después, una de las víctimas decidió contar a su madre lo ocurrido.

El relato indica que, el hombre, utilizando el celular y los jueguitos, se acercaba a las niñas para tocarles el cuerpo y sus partes íntimas. Un día, empezó con la mayor en la sala, luego en la pieza del hermano también menor de edad y finalmente en el dormitorio de la niña hasta donde fue el hombre para manosearla. Todas las veces la niña le decía que la dejara en paz y su tío la manoseaba igual.

Puede interesarle: Caída del sistema del IPS no afectará entrega de medicamentos a pacientes crónicos

La misma situación sufrió la hermanita menor, quien también corría cuando el hombre empezaba a tocarla. La madre de las víctimas contó que la noche en que ocurrió el hecho ella amamantaba a su hijo pequeño y no se percató de lo que estaba pasando en la casa, hasta un año después en que una de las niñas decidió contar a sus padres lo que pasó en la Semana Santa.

La denuncia fue realizada en julio de 2023 y la fiscal Vivian Coronel, de la Unidad Especializada en Hechos Punibles contra Niños y Adolescentes, es quien acusó al tío de las víctimas por el supuesto hecho de abuso sexual en niños.

“Mis niñas siguen con miedo que el tío quede en libertad y que de nuevo sean víctimas de él, siguen con pesadillas dos años después del hecho y continúan con tratamiento sicológico; el dolor ante eso es inexplicable. El informe sicológico refiere que están con depresión, con trastornos propios a la etapa posterior a la agresión”, dijo la madre R.C.

La mujer instó a que se denuncien los hechos aun cuando los responsables sean del entorno familiar porque la prioridad son los niños. ”No hay que tener miedo a denunciar porque esos niños violentados sabrán después que sus padres o sus familias buscaron justicia y no dejaron en la nada un acto tan cruel como el abuso en niños”, agregó la madre de las dos niñas víctimas.

Puede interesarle: Brasileño denunció coacción y robo de R$ 400 en local de centro comercial esteño

Dejanos tu comentario