Javier Espínola, padre de un adolescente con cáncer de hueso, decidió recurrir a la solidaridad de la ciudadanía para afrontar los gastos diarios y otros insumos que requiere su hijo. La familia vive en una iglesia del barrio Villa Jardín de Limpio, desde donde se trasladan hasta el Hospital Pediátrico “Niños de Acosta Ñu” de San Lorenzo para el tratamiento. Los interesados en ayudar pueden comunicarse al teléfono 0982 117-734.

“Mi hijo es paciente oncológico con la pierna derecha ya amputada. Él fue diagnosticado en el año 2021 con cáncer de hueso (osteosarcoma). Luego de varias sesiones de quimioterapia, no hubo caso de salvar la pierna y en agosto del 2022 fue operado”, explicó el padre.

Espínola manifestó que debido al costoso tratamiento de su hijo se quedaron prácticamente sin nada. “Todo lo que teníamos de valor fuimos vendiendo y hasta este momento seguimos atravesando por este camino tan difícil. Él ahora hace fisioterapia y muchas veces por falta de recursos no podemos hacer”, comentó.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Le puede interesar: Paraguay arrebata récord a Turquía con tres cuadras de asadito

Ante esta difícil situación, el padre decidió recurrir a la ayuda ciudadana para que el menor de 15 años pueda realizarse las sesiones de fisioterapia y otros estudios. Además, indicó que su hijo fue borrado de la lista de beneficiarios de la Secretaría de la Discapacidad (Senadis) para las sesiones de fisioterapia.

“Yo no sabía que si dos veces vos no te presentas, ellos te sacan de la lista, y es muy difícil trasladar a él en el trasporte público. Probamos una vez y se golpeó todo. Yo vivo en Limpio y a veces no conseguimos más ni asiento y a la gente le falta mucha educación todavía en ese sentido”, dijo Espínola a la 1020 AM.

También le puede interesar: Costo del peaje de Ypacaraí sube hasta 200 % desde agosto

Dejanos tu comentario