En persecución a la investigación de un terrible hecho de asalto, en donde terminó muerto y torturado un anciano de 87 años en la compañía Ñu Pa’û, departamento de Ñeembucú, se llevó adelante un allanamiento donde se encontraron pruebas claves para el caso, pero no se dieron detenidos.

En el allanamiento, en el marco del millonario robo, se incautaron un celular, gramos de marihuana en pan y un calzado utilizado presuntamente por uno de los agresores. Sin embargo, no hubo detenidos.

El robo con derivación fatal ocurrió el pasado sábado en horas de la tarde y las víctimas puntualmente fueron la pareja de Salvador Marín (87) y Raquel Saucedo (75), a quienes les robaron 30 millones de guaraníes, no sin antes torturar al hombre, quien finalmente falleció de un infarto por el dolor infligido

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Podés leer: Fiscalía busca el origen de la carga de la ambulancia con marihuana

“Hablamos de una zona que no tiene este tipo de hechos punibles. El terreno hace dificultoso que una persona que no conozca esa área pueda irrumpir de esta manera y salir con tanta facilidad”, comentó el fiscal Jorge Encina, en una entrevista con la 780 AM, motivo por el cual no se descarta que los delincuentes sean parte del entorno más cercano de las víctimas.

El fiscal Jorge Encina remarcó que hasta el momento la causa está caratulada como robo causante de una muerte, y que la expectativa de pena va de entre 8 a 30 años, dependiendo de las agravantes y de que más pruebas vayan encontrando la Fiscalía, en torno al caso, y a los autores del hecho, que hasta el momento se encuentran desaparecidos presumiblemente con el dinero.

Lea también: Preocupa aumento de casos de VIH y el 60 % corresponde a jóvenes

Dejanos tu comentario