Desde hace varias semanas se reporta un aumento sostenido de casos de infecciones respiratorias, en especial en el sector de los niños, viéndose mayormente afectados los menores de cinco años. En el último informe presentado por el Ministerio de Salud se alertó respecto a la alta ocupación de camas, que este fin de semana se evidenció con varios casos de menores que debieron ser traslados al sector privado para la atención en cuidados intensivos.

“Hoy el sistema sanitario, si bien no está colapsado, está saturado y es una alerta, no hay camas en terapia intensiva, es más, estamos transfiriendo pacientes del sistema público al privado y eso es un costo muy grande para la gente. Estamos viendo que como todos los años está circulando el virus de la influenza y nosotros seguimos sin respuesta sanitaria a nivel público”, comentó el médico pediatra e infectólogo Tomás Mateo Balmelli, en comunicación con el programa “Así son las cosas” emitido por Universo 970 AM/Nación Media.

El mismo explicó que actualmente circulan de tres a cuatro virus respiratorios diferentes, pero que el principal es el de influenza y el sector más vulnerables es el de los niños menores de cinco años, ya que los mismos en muchos casos acuden enfermos a las escuelas o guarderías y se producen una cadena epidemiológica que termina llevando a un contagio masivo, también entre los adultos.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Podés leer: SEN albergó a 39 personas en situación de calle en Asunción

“Para las próximas semanas se podría ver un colapso sanitario porque las camas de terapia están ocupadas entre un 95 % y 100 %. Nosotros estamos viendo cuadros muy severos que antes veíamos con exigüidad y creo que es porque la gente no se vacunó como se tenía que vacunar contra la influenza y, también porque los niños pequeños estuvieron casi dos años y medio resguardados y no crean esa inmunidad adquirida que habitualmente tenían que haber formado”, remarcó Balmelli.

Respecto al frente frío que recién ingresa a nuestro país, el médico pediatra especificó que la epidemia lleva gestándose desde hace cuatro a seis semanas y que esta solo sería la primera ola de la enfermedad, por lo que es importante tener en cuenta que por el hecho de la circulación de varios virus a la vez esta situación podría prolongarse de dos a tres meses.

Balmelli explicó también que hasta el momento el sector pediátrico no cuenta con la envergadura para afrontar una crisis epidemiológica como esta y que este es una de las grandes deudas para con la salud a nivel nacional. “Si nosotros no incrementamos y no fortalecemos el sistema sanitario, no lo hacemos más interactivo entre el público, el previsional y el privado para potenciar la atención, si nosotros no hacemos que la medicina sea un poco más equitativa, vamos a seguir con estos problemas de salud que al final hacen que seamos un pueblo enfermo”, remarcó.

Lea también: Joven sigue en estado delicado tras grave accidente en Asunción

Dejanos tu comentario