Un joven de 18 años fue detenido en la ciudad de Edelira, en el departamento de Itapúa, por simular un asalto para robarle a su propio abuelo, de 72 años, la suma de G. 5.400.000. El hecho sucedió al mediodía de este miércoles pasado en una vivienda de dicha localidad y el caso de simulación de robo fue comunicado al Ministerio Público.

El joven fue identificado como Otoniel Isaac Duarte, de 18 años de edad. El detenido fue encontrado en la vivienda tirado en el suelo, alegando ser víctima de un robo por parte de una persona desconocida, que supuestamente se dio a la fuga. Posteriormente, el aprehendido reconoció que usó el dinero para comprar un celular y el resto fue encontrado en la vivienda.

Puede leer: Luque: abuelita bailarina salió a la calle y fue arrollada por una motocicleta

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

El jefe de Investigaciones de Itapúa, Flaminio Quintero, explicó que la Policía Nacional recibió la denuncia el día miércoles cerca de las 18:30 y los uniformados acudieron al lugar del hecho. Tras hablar con el detenido, el mismo cayó en varias contradicciones y finalmente confesó que simuló el robo para comprar un celular y el resto de la plata fue encontrado debajo de un sofá.

“Los personales se constituyeron hasta el domicilio del denunciante del supuesto robo agravado. Este señor manifestó a los investigadores que a la hora del hecho él se encontraba trabajando en su chacra, a 150 metros de su vivienda. Regresó a su vivienda y se percató que su nieto estaba en el suelo”, dijo el comisario en una entrevista con el canal GEN/Nación Media.

Lea más: Supuesta carrera clandestina ocasiona grave accidente en Luque

Mencionó que el detenido alegó que una persona desconocida le propinó un golpe en la cabeza, dejándolo inconsciente y que el presunto autor se apoderó del dinero de su abuelo, dándose a la fuga. El joven cayó en contradicciones y finalmente se comprobó que se trataba de una simulación.

El joven reconoció que utilizó el dinero de su abuelo para adquirir un celular, una parte las gastó en otras compras y el resto le dio a una amiga suya para que guarde, una menor de 17 años. Tras dialogar con los policías, entregó la suma de G. 2.200.000 que tenía en su poder y alegó que desconocía lo ocurrido.

Puede interesar: Salud reporta leve disminución de pacientes en terapia intensiva

Dejanos tu comentario