Presuntos presos pertenecientes a la agrupación criminal Primer Comando Capital (PCC) armaron un motín en la penitenciaría regional de Concepción, en la noche de este martes. Aparentemente, estos intentaron fugarse llevando por delante a guardiacárceles, quienes incluso habrían sido tomados como rehenes. Agentes policiales y personal militar están en estos momentos rodeando el penal y sus inmediaciones.

“Empezó en el pabellón de reclusos del PCC. Iniciaron fuego quemando sábanas, queriendo tomar las calles. Tomaron a los guardiacárceles de rehenes, se desconoce la cantidad. Todo el perímetro de la cárcel está rodeado en estos momentos y se aguarda la presencia de más uniformados”, comentó el corresponsal de Nación Media, Ángel Flecha.

Informó, además, que dos personas heridas fueron llevadas en una ambulancia hasta un centro asistencial. Se trataría de guardiacárceles, pero se desconoce la gravedad de las heridas que habrían sido causadas por disparos de arma de fuego, según la información preliminar.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

De acuerdo a los informes preliminares, los reclusos habrían tomado la armería y se apoderaron de las armas. Familiares de los presos, así como el fiscal de turno, llegaron hasta el reclusorio, cuya seguridad fue reforzada con más efectivos policiales y miembros de las Fuerzas Armadas.

En comunicación con medios de la capital, el ministro de Justicia, Edgar Olmedo, dijo que no se concretó la fuga y que el perímetro de la cárcel ya fue reforzado. El hecho habría ocurrido alrededor de las 21:00 de este martes, tras tomar las armas de fuego de los guardiacárceles e intentar forzar el portón principal. El secretario de Estado asegura que la situación está “controlada”.

Lea también: Parte de la tripulación del avión venezolano-iraní puede salir de Argentina, dispuso la justicia

Peligrosos presos

Muchos de los presos que cumplen sentencia en esa penitenciaría fueron condenados incluso a 40 años de prisión. Se trata de soldados del PCC, condenados incluso a 40 años de prisión al ser hallados culpables de la masacre en la misma penitenciaría, que se cobró la vida de una decena de personas, de los cuales cinco fueron decapitados, tres incinerados y dos baleados.

Tras conocerse este nuevo hecho violento en la penitenciaría, familiares de los reclusos que están con prisión en la mencionada cárcel, se juntaron en las afueras para exigir garantías para los internos. Debido a que no podían ingresar los miembros de la fuerza del orden, sobrevolaron la cárcel con un drone, según informaron.

Lea también: Papa Francisco llega a Kazajistán con un mensaje de paz para Asia Central



Dejanos tu comentario