El Ministerio Público imputó al guardia de seguridad que mató de un balazo a un joven por orinar en la vereda en las inmediaciones de una bodega, donde la víctima estaba compartiendo una ronda de tragos con un amigo. El hecho ocurrió el pasado viernes en el barrio Villa Aurelia de Asunción.

La fiscal Carla Rojas explicó que hasta el momento se desconoce si había algún tipo de relacionamiento entre el guardia de seguridad y el joven asesinado con un disparo en la cabeza tras compartir una ronda de tragos en una bodega con un amigo.

Nota relacionada: Guardia de seguridad mató de un balazo a un hombre en Asunción

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

“El escopetazo fue a la altura de la cabeza, se desconoce que haya relacionamiento entre los dos. El guardia tiene 54 años y ya se encuentra imputado tras lo ocurrido”, señaló este lunes la fiscal del caso en comunicación con la radio 1020 AM.

Mencionó que el hecho es sin precedentes y hasta el momento no se sabe por qué el guardia de seguridad disparó contra el joven, atendiendo que no hubo ninguna discusión entre ambos y el fallecido solo estaba haciendo sus necesidades fisiológicas en la vereda.

Lea más: Aparatoso accidente en Limpio deja dos fallecidos y dos adolescentes heridas

La víctima fatal fue identificada como Alejandro Martínez y el presunto autor como Rubén Medina, guardia de seguridad de una playa de venta de vehículos ubicada sobre la avenida Boggiani casi Facundo Machaín de Asunción.

Martínez fue llevado por los agentes de la Policía Nacional hasta el Hospital de Trauma, pero minutos después se confirmó el deceso a causa del disparo que recibió a la altura de la cabeza con una escopeta calibre 12. También se logró incautar la escopeta y una pistola que estaban en poder del presunto autor del hecho, que se registró cerca de las 19:00 del viernes último.

Puede interesar: Rescataron a adolescente de 14 años secuestrado en Itapúa

Dejanos tu comentario