La bajante del río Paraguay se vuelve cada vez más crítica, pues solo la semana anterior se rompía el récord histórico que se dio en octubre de 2020 de -0,53 a -0,55, y ya para la fecha bajó a -0,68 cm por debajo del cero hidrométrico, conforme lo muestra el medidor en la zona del puerto de Asunción.

La extremada bajante complica aún más el escenario hídrico, que dificulta la navegabilidad por el cauce y afecta al transporte de cargas, tanto para las exportaciones como las importaciones.

Lea también: Bajante del río Paraguay: “La situación es complicada” y el panorama poco alentador

Un equipo de Universo 970 AM fue hasta la bahía en zona del puerto de Asunción para evidenciar la crítica situación hídrica, que muestra a la vez la inconciencia de la ciudadanía, ya que se puede divisar una gran cantidad de basura como plásticos, hules, botellas de vidrio y hasta animalitos muertos.

Solo en la semana anterior, con -0,55 cm se rompía el récord de -0,53 que se dio en octubre de 2020, y hoy se volvió a superar. Foto: Agustín Acosta.

Previsiones poco alentadoras

En este sentido, los pronósticos hidrológicos hablan de precipitaciones todavía muy inferiores a lo habitual para lo que resta del año, por lo que el próximo 2022 todavía se iniciaría con valores bajos, pero esperan mejores condiciones de navegabilidad.

De esta forma, Asunción presenta el mayor registro histórico de bajante desde 1904 hasta la fecha por el cauce del río Paraguay, canal de entrada y salida por la vía fluvial para el comercio internacional, que se ve obligado a transportar volúmenes mínimos, ocasionando mayores costos de logística como el flete y el almacenamiento de mercaderías.

Puede interesarle: “Paraguay busca ofrecer un turismo seguro”, señala titular de Senatur

Ante dicho contexto, los sectores más afectados como el naviero, el agroexportador y de importaciones precisan de forma urgente de dragados que ayuden a paliar los problemas de navegabilidad.

Dejanos tu comentario