Argentina comunicó hoy la intención de proceder con la apertura gradual de sus fronteras que beneficiará a las ciudades paraguayas Encarnación, Alberdi, Pilar, Nanawa, entre otras, después de más de un año y medio del cierre a causa de la pandemia del COVID-19, que afectó fuertemente a las pequeñas y medianas empresas.

Si bien no se dieron a conocer las condiciones de lo que sería un corredor seguro, resulta inspirador especialmente para aquellos que viven del comercio.

En entrevista con el programa “Fuego Cruzado”, emitido por GEN, Marcelo Scappini, viceministro de Relaciones Exteriores, expresó que “acá hay que destacar que el gobierno central de la Argentina, Buenos Aires, finalmente tomó la decisión política de iniciar un proceso de reapertura de sus frontera, cuyos detalles están aún por aclararse; sin embargo, lo realmente relevante es que dos altos funcionarios de ese gobierno nos dieron la buena noticia de que iniciarán un proceso de apertura gradual en dos etapas. Se debe destacar ese gesto y decisión del alto nivel político argentino”.

El funcionario de Estado detalló que el diálogo entre las máximas autoridades de ambos países se dio ya desde el mes de marzo y continuó en abril de este año, y en las últimas semanas con los gobiernos provinciales.

“Nosotros sabemos muy bien que el gobierno de Argentina tiene un gran peso y cierta autonomía; las provincias, por lo tanto, aunque tratan y armonizan lo más que se pueda, siempre hay un cierto grado de discrecionalidad en general por parte de los gobernadores. Nosotros hemos ido a determinadas provincias durante estas semanas, pensamos continuar eso la próxima”, afirmó.

“No tenemos hoy claridad de cómo será implementada”

Al respecto, comentó que durante los encuentros, Paraguay proveyó datos oficiales muy concretos sobre su situación epidemiológica, hecho que según Scappini, pudo contribuir en la decisión del vecino país.

“Nosotros no tenemos hoy claridad de cómo será implementada, hay contactos permanentes entre nuestra directora de Migraciones y el ministerio de Salud Pública de Paraguay con sus pares argentinos, tenemos solo el anuncio político y esto se debe traducirse en un decreto que en Argentina se llama decreto de necesidad de urgencia, y eso tiene que ser a su vez reglamentado. En eso estará la letra chica y cuando eso esté listo, nosotros tenemos que básicamente trabajar mano a mano con ellos para ver de qué manera vamos a conducir ese proceso de reapertura”, detalló.

Lea también: Asunción y Central no registraron muertes por COVID-19 este martes

Agregó que desde Paraguay esperan que en los próximos días se tenga mayor claridad en cuanto al proceso de reapertura.

“Ciertamente los gobernadores reclamaban un corredor seguro cuando fuimos a hablar con ellos. Estamos en una fase experimental auspiciosa y esperamos que en los próximos días tengamos más claridad por parte de sus autoridades. Tanto Argentina y Paraguay tienen aproximadamente entre 18 a 20 pasos de frontera, en algunos de esos pasan por día entre 4, 5 a 10 mil personas, mientras que en otros como en Encarnación y Posadas, entre 11 a 13 mil personas por día; entonces, me parece que ese tránsito entre el 1 de octubre al 1 de noviembre será fundamental”, refirió.

Informaciones fundamentales para Paraguay

Añadió también que Paraguay tiene la necesidad de contar con dos informaciones por parte del vecino país, sobre los cupos respecto a la cantidad de personas que podrán ingresar por día y los pasos que serán habilitados.

“Nosotros hoy tenemos necesidad de dos tipos de información fundamental que no tenemos, ellos hablan de cupos; entonces, de qué cantidad de personas están hablando por día y en qué pasos de frontera, eso no lo sabemos y estamos expectantes para poder reaccionar positivamente. De cualquier manera, cuando Argentina dice que el 1 de noviembre se habilitará para el turismo, nos hace suponer que para esa fecha, si ambos hacemos bien los deberes, puede a partir del 1 de noviembre también aplicarse lo mismo para las operaciones comerciales, pero es una suposición hasta el momento”, comentó.

“Unir a las familias”

En el mismo sentido, manifestó que la decisión de habilitar para el comercio implicará un movimiento mayor de personas, razón por la cual dichos cupos estarán reducidos durante el proceso de prueba.

“La situación del comercio está en una etapa crítica importante; sin embargo, no se debe perder de vista que este cierre de frontera dejó a las familias separadas, hijos sin ver a sus madres, entre otros. Lo que nosotros suponemos es que en dicho plazo, entre octubre y noviembre, se priorizará como plan piloto para tratar de unir a las personas y las familias”, indicó.

El vicecanciller continúo mencionando que “habilitar para el comercio implica un movimiento mayor de personas y, entonces, seguramente esos cupos estarán reducidos y se verá de qué manera la ciudadanía y los procesos de control funcionarán adecuadamente para hacer la amplificación”.

Te puede interesar: Encarnación: “Es bueno que se abra el puente, pero es tarde para muchas personas”, sostienen comerciantes

Dejanos tu comentario

14H

¿Qué acción debe tomar la justicia paraguaya ante la supuesta financiación de Chávez al Frente Guasu?

Click para votar